Tras Bastidores: Luna Lunares

 

Luna Lunares ¿cómo entiendes la comida en un mundo de ilustración?


 
 

María José Rodríguez es Luna Lunares, directora de arte e ilustradora quiteña, que se ha dado a conocer durante los últimos años por su trabajo bello y sensible. Su vistoso sobrenombre nace cuando un doctor en su infancia le removió algunos lunares y quedaron pequeños agujeros en su rostro. Por lo blanca y cachetona el doctor le bautizó de ésta manera. 

A lo largo de su vida Luna Lunares ha tenido distintos acercamientos a la gastronomía, directamente e indirectamente (a través de su trabajo). Revisando su cuenta de Instagram vemos algunos de los proyectos en los que se ha relacionado con marcas como Cyrano, República del Cacao, Herencia, Somos Restaurante, María La Panadería… y la lista sigue. El trabajo habla por sí mismo, existe una delicadeza en la manera en que comunica particularmente sobre los ingredientes y conceptos gastronómicos. “Me inicié trabajando como ilustradora de República del Cacao y ahí aprendí la importancia de vincularse con los procesos para tener un exitoso desarrollo visual. En República del Cacao trabajé con xilografía, así que utilicé mucho mis manos, que son el instrumento principal para trabajar el campo. Aunque soy carishina para cocinar, mi trabajo me permitió acercarme a la gastronomía a través del proceso artístico.” Sin embargo, el tacto con el campo y el producto se genera mucho antes; su padre solía trabajar en la hacienda de su abuelo donde cosechaban palmito, cacao, papaya y varios productos agrícolas. Desde muy pequeña se vio vinculada al proceso de siembra y cosecha, y al camino que un alimento recorre para llegar a la mesa.

Ahora, entiende que “La gastronomía y la ilustración son disciplinas hermanas: lo que entra por la boca entra por los ojos. Mantener estos campos estimulados es vital, no sólo para que la una alimente a la otra, sino para que den la apertura a distintos sentidos.” Siente que aporta al movimiento culinario transmitiendo las cualidades gastronómicas del país a través de un sentido complementario al gusto, ya que habla mucho de nuestra identidad y se puede siempre jugar e innovar con herramientas visuales. En su tiempo fuera del trabajo se vincula directamente con la cocina local comiendo todos los días en almuerzaderos, en la calle y en el mercado, pero sobre todo al momento de viajar: “Es el motivo más grande para viajar [la comida] y lo que me motiva trabajar. Cuando viajas, la mejor manera de conocer la cultura local es comiendo en cada rincón, y destinar un presupuesto para comer todas las maravillas que encuentre es una de mis prioridades al salir del país.”


María José Rodríguez | Luna Lunares

 
Ilustración por  Julián Macías

Ilustración por Julián Macías

Edad 30 años.

Profesión Directora de arte/ilustradora.

Snack Frutos secos.

Guilty pleasure Todo lo que venga con manjar o chocolate.

Ritual matutino 15 minutos de meditación y la canción favorita del mes.

Plato estrella Arroz con huevo (manjar de los dioses).

Comida de la infancia Quesillo con miel, lo comíamos en mi hacienda después de nadar horas en el río.


TRAS BASTIDORESAbril Macías