Ahora tomamos Spritzers


Ilustración por Emilia Ospina

Ilustración por Emilia Ospina


¿Se han dado cuenta que estamos dedicados a tomar spritzers? Al parecer estas bebidas ricas, refrescantes y burbujeantes nos hacen sentir muy glamorosos, como si hubiéramos vuelto a los 80, cuando nuestro sentido de moda era cuestionable, entre copetes altos y hombreras. Sin embargo, las bebidas de la época siguen siendo un hit! La razón es muy sencilla: el Spritzer es una opción de bebida con bajo grado alcohólico que tiene sabores frescos, variados y sofisticados. Esta propuesta es perfecta para esos largos días de eventos sociales donde queremos  disfrutar de nuestros festejos sin tener que preocuparnos por excedernos como cuando tomamos tragos con un grado alcohólico alto. El mundo actual tiende a buscar opciones menos dañinas para nuestro cuerpo.

Tratamos de mejorar nuestro estilo de vida por medio de una alimentación mas sana y esto incluye las bebidas que consumimos. Entre smoothies, jugos detox y aguas reparadoras, no podemos dejar de lado a los placeres culposos como pueden ser un par de tragos de vez en cuando. Para los que no lo saben, el spritzer como tal, es una bebida de vino con agua gasificada, cuyos orígenes se debaten entre Hungría y Alemania. Con el pasar del tiempo, hemos ido añadiendo otros licores a esta bebida y se han ido creando nuevos estilos, sobre todo con vinos espumantes o champagne. El mas popular de estos es el Aperol Spritz. El Aperol es una bebida alcohólica similar al Campari que tiene sabores amargos y dulces a la vez, estas son las notas que hacen la dupla perfecta con un vino espumante.


 

Entonces, ¿por qué tomamos estas bebidas ahora y las preferimos sobre un whisky o gin? Porque mas allá de la moda, y de un pasado que siempre vuelve a manifestarse, comenzamos a darnos la oportunidad de salirnos de lo tradicional y probar nuevas experiencias. Porque, como sabes, ahora todo se trata de como vivir una experiencia, y el Spritzer es justamente eso.  Un trago perfecto para el día o la noche, ligero, burbujeante y que resuena en nuestros sentidos con esas notas dulces y amargas, pero que, sobre todo, refresca. Esa experiencia de ligereza y glamour  en una noche fría andina es justo lo que el doctor recomienda para todos, así es que drink up y cheers!

 
CULTURAAna Carolina Maldonado