Pavlova de rosas y frutas de estación


pavlova

La Pavlova es uno de esos postres clásicos que no deberían ser olvidados. Está inspirado en la bailarina rusa de los 20s, Anna Pavlova, porque es simplemente hermoso y en boca es tan ligero como el baile de Anna. El postre es más simple de lo que parece. Nada más se usan tres elementos: merengue crujiente, crema montada y frutas frescas. En esta ocasión les presentamos una pavlova andina, con rosas, manzanilla, mortiño, uvillas y fresas. Recomendamos las siguientes combinaciones de frutas:mandarina, toronja roja, hojas de hierbabuena y ralladura de chocolate semi amargo; guanábana con fresas y flores de manzanilla.


Ingredientes

Merengue

  • 4 claras de huevo

  • 1 taza azúcar

  • 1 cucharada fécula de maíz (AKA maicena)

Crema de rosas

  • 250 ml crema de leche (debe estar fría para que se monte correctamente)

  • 2 cucharaditas de concentrado o saborizante de rosas

  • 50 g azúcar impalpable

Relleno

  • Frutas locales de estación

Procedimiento

Para el merengue

1. Precalentar el horno a 135 °C (275°F).

2. Colocar las claras en un bowl metálico seco y sin rastros de grasa. Empezar a batir las claras a velocidad media.

3. Cuando las claras empiecen a montarse, añade el azúcar gradualmente (¼ de tz a la vez).

4. Una vez que terminaste de agregar el azúcar, subir a velocidad máxima y batir hasta que se formen picos sólidos y sientas con tus dedos que el azúcar se ha disuelto completamente.

5. Cernir encima del merengue la fécula de maíz e incorporar a la mezcla.

6. Prepara una lata de horno con un silpat o papel encerado encima. Con una cuchara colocar todo el merengue en el centro y con movimientos circulares dar forma de un disco. En el medio crea un cráter donde posteriormente irá la crema y la fruta. Calcular una altura de 8 cm y un diámetro no mayor a 20 cm.

7. Hornear el merengue entre 80 y 90 minutos. Recordar que este merengue no debe dorarse en ningún momento.

8. Una vez que el merengue está horneado, apaga el horno y abre ligeramente la puerta, NO COMPLETAMENTE. Evita el cambio térmico brusco para que el merengue no pierda su forma y se arme la costra crocante.

9. Enfriar el merengue completamente.

Para la crema de rosas

  1. Integrar la crema (fría!) y el concentrado de rosas en la batidora, y  batir a velocidad media-alta hasta que se formen picos suaves.

  2. Añadir todo el azúcar y terminar de montar la crema.

Para el montaje

  1. Colocar el merengue en una base para presentar el postre.

  2. Untar la crema de rosas al gusto.

  3. Decorar con la combinación de frutas que más te guste.

  4. Devorar tu Pavlova con una taza de té o tu bajativo preferido.

Tip: Mantener la forma del disco alta y no tan larga, el propósito es crear una mejor apariencia y asegurará que por dentro el merengue sea como un delicioso marshmallow y por fuera crocante.


Receta de Abril Macías

RECETASRevista Chiú