La mirada del cine sobre el café: Coffee and Cigarettes


Fotografía por Abril Macías

Fotografía por Abril Macías


Coffee and Cigarettes, dirigida y escrita por Jim Jarmusch, es la película que Colectivo Cafetero seleccionó para proyectar en el lanzamiento de su campaña. Coffee and Cigarettes es el relato de una serie de historias que confluyen alrededor del café/té y varias cajetillas de cigarrillos.

Conocida por ser una película de culto, ejemplifica la cotidianidad de estos elementos hedonistas en nuestras vidas diarias. A Jarmusch le tomó diecisiete años compilar las once historias que componen la cinta. Considerable cantidad de años para una película cuyo objetivo es resaltar los distintos temas que envuelven las vidas de las personas con una bebida de café. También conocido por películas independientes como Stranger than Paradise (1984), Dead Man (1995), Broken Flowers (2005), Only Lovers Left Alive (2013), entre otras, Jarmusch se distingue por su fascinación por la música y los elementos de la cultura estadounidense.

Nos introduce con el sonido de “Louie Louie” de Richard Berry e inmediatamente propone un humor distendido. La primera escena entre Roberto Benigni y Steven Wright fue filmada en 1986. Hasta la última, que filmó en 1995 entre Iggy Pop y Tom Waits. Los actores se interpretan a sí mismos o a una versión de ellos muy parecida a la realidad. Entre estos podemos mencionar a: Bill Murray, Alfred Molina, Steve Coogan, Meg y Jack White, Cate Blanchett y otras reconocidas personalidades del cine y la música. Aunque fue escrita y dirigida por Jarmusch, los actores se tomaron muchas atribuciones en el guión improvisando justificaciones a la historia, como lo hace Tom Waits cuando atribuye su retraso a una emergencia médica.   


Curiosa, extravagante, diversa y con un episodio mejor que otro, Coffee and Cigarettes es una película que capta la atención. Es práctica y familiar en varias situaciones que podrías volcar en alguna experiencia propia. Siempre es fascinante ver como las cafeterías son lugares donde la gente crea los escenarios más extraños. El café definitivamente es un vínculo que no se limita a ser el vicio de artistas sino de todos los que nos vemos recompensados por el placer que nos causa una taza, sea cual sea la circunstancia.

Siendo parte de una generación de café y cigarrillos, los percibimos como elementos que nos reúnen y conectan. Justifican una conversación, un encuentro y hasta un silencio. Ésta y las siguientes proyecciones de Colectivo Cafetero quieren demostrar el vínculo cultural del café con el arte y su apreciación. Así que únanse a este recorrido cinematográfico para explorar las miradas que el cine cuenta sobre el café.