Heladería San Agustín


Fotografías por Abril Macías

Fotografías por Abril Macías

 

Sabor con historia


 

Pocos lugares pueden ostentar entre sus fortalezas el haber recibido a un presidente o el haber atestiguado, en primera persona, los primeros intentos de hacer helado en la capital. Uno de ellos es el emblemático San Agustín, una de las heladerías más famosas y antiguas del Centro Histórico de Quito. El edificio situado en la calle Guayaquil nos transporta a todas esas diferentes épocas que vivió este lugar y que lo sigue haciendo, de manera tan especial, en la memoria de todos los quiteños. Aquí todo es irrepetible. Cada bocado es diferente y cercano al mismo tiempo. Fundada en 1858, la heladería San Agustín originalmente utilizaba hielo del volcán Pichincha para la elaboración en paila. Ahora nada más es hielo, pero eso no alteró el gusto o el proceso. Guanábana, taxo, mora, maracuyá, leche y chocolate son algunos de los favoritos que puedes disfrutar con este método ingenioso y ancestral.

La regla manda que el helado no va solo y para ello hay barquillos, quesadillas, aplanchados, cocadas, moncaibas y tantos otros dulces típicos del Quito de antaño. Y para los que no pueden dejar la merienda incompleta, aquí también sirven café pasado por chuspa que seguramente tendrá otro acompañamiento dulce. Porque, como dicen por ahí  “¿Cómo así el café solito? No ha de valer”.


Entre las tantas personas que pasaron por el San Agustín se encuentra el expresidente Velasco Ibarra quien solía tomarse un helado de frutilla, su favorito. Y es que San Agustín es una heladería para todos, sean jefes de estado, madres de familia, extranjeros o adolescentes inquietos. Su sabor impacta a todos por igual y sobran los pretextos para refrescarse con su clásica oferta.

 


 

Heladería San Agustín

Contacto

(02) 228-5082

http://heladeriasanagustin.net/

Horario

Lunes - Sábado 10:00 - 16:00

Domingo 10:00 - 15:00