Brúcuba Pastelería

Variedad postres.jpg
 

¡MUERTE AL FONDANT!


 

–Muerte al fondant– es la declaración de María Eduarda Ponce, fundadora de Brúcuba Pastelería. Proclamación que fue música para nuestros oídos. No es común que las personas digan lo que piensan despojadas de pretensiones y modas. Cuando eso sucede es muy apreciado. María Eduarda estudió la carrera de lenguas y literatura en Francia, tiene dos másteres, sin embargo, lo que nos cuenta con auténtico orgullo es que empezó a cocinar a los 13 años y desde ahí nunca paró. –Soy 100% ecuatoriana pero gran parte de mi educación la recibí en Francia y es parte de mí. De ahí saco el gusto y la forma de hacer pastelería–. También vivió en muchos otros países por el trabajo de su padre y fueron esas experiencias las que le ayudaron a nutrirse de distintas culturas. Hoy su vida laboral está dividida entre una ONG por la mañana y la pastelería por la noche, pues su emprendimiento no tiene un lugar físico y funciona bajo pedido por ahora. Brúcuba es un proyecto que se ha ido construyendo poco a poco; el nombre evoca a un apodo que su madre le puso cuando era niña. Todo su estilo se desarrolla alrededor de la experiencia de estar en casa. Sus postres se inspiran en un recuerdo o una historia de vida.

–En el mundo de la pastelería que conozco, todo debe ser perfecto. Mi objetivo no es alienar a las personas, quiero crear productos que sean auténticos a mí y accesibles para todos los días– nos explica María Eduarda. Parte de su identidad se ve acompañada de esos referentes que ella admira y han logrado transmitirle el mismo amor y pasión que ella siente hacia la pastelería. Cuando vivía en Londres tuvo la oportunidad de estar en lugares como la famosa pastelería Bread Ahead que inspiraron las donas que hace hoy. El chef Yotam Ottolenghi le contagió ese amor por el producto local y la contemplación de que la buena comida está al alcance de todos. Es un anhelo de ella experimentar la cultura ecuatoriana y hacerla parte de ella a su manera. –Poco a poco he ido construyendo lo que significa ser ecuatoriana para mí. Desde vivir aquí hasta formar parte de este movimiento gastronómico–. Para ella todo vale si es que logra cumplir su sueño de abrir un local que aporte con algo más que ricos postres. Quiere contribuir a la economía y productores locales junto con un enfoque y conciencia social propio a su formación académica y profesional.


Nuestra recomendación: ¿Por dónde empiezo? Tal vez por las donas. Son fuera de este mundo #donutheaven. La masa y el relleno generan la condición de adentrarse en la dona con un gran bocado y dejar que ocupe toda la boca, son adictivas. Por otro lado, el pie. El pie es la perfecta combinación de masa y frutas. Junto con el helado de vainilla hecho en casa que nos dio sentimos el placer del deber cumplido en esta Guía de Pastelerías. El merengón enrollado es la demostración de que con los conocimientos correctos y un buen paladar puedes conseguir una preparación simple y deliciosa. Las tartaletas son, para cualquier amante del chocolate, la excusa perfecta para consentir el más dificil de los antojos.

Tips: Mantenerse atento a las redes es importante, toda la información la puedes conseguir por ahí: ofertas, cómo hacer un pedido y la variedad de postres de Brúcuba prepara.


Brúcuba Pastelería

Contacto

0983193870

Instagram @brucuba.pasteleria

FB @brucuba

Horario

Información y pedidos 8:30 - 18:00


PANADERÍAS Y PASTELERÍASRevista Chiú