Achachay Heladería


Fotografías por Abril Macías

Fotografías por Abril Macías

 

Parada obligada en un tour gastronómico


 

Entrando a la heladería Achachay, es fácil imaginar a un extranjero pronunciar su nombre: “-A-cha-chay-”¿ qué significa?” diría. Quien lo acompañe le explicaría que la palabra es una especie de onomatopeya ecuatoriana, que no tiene ningún sentido fonético (porque así no “suena” el frío. ¿Cómo suena el frío?), o que precisamente es una expresión kichwa y quechua que en nuestro país significa ‘¡Qué frío!’, pero que en Perú significa ‘¡Qué calor!’ Y así, su multiplicidad de significados cambia de lugar en lugar. Achachay es un proyecto piloto del restaurante Bahn Mi y posee un fuerte trasfondo cultural.

El restaurante creó una selección de helados, como solución para su carta de postres, y estos se volvieron tan populares que resultó mejor abrir una heladería completa. Aquí el principal objetivo es poder explorar al Ecuador a través de los sabores auténticos de su tierra; como el de chocolate hecho con cacao ecuatoriano de Hoja Verde, cremoso y amargo; la auténtica chaucha de vainilla que es fragante y delicada o el tradicional frutal de mora, que es tan fresco como probar la misma fruta recién cosechada.

 


 

Achachay ofrece también sabores interesantes y raros, que definitivamente sorprenden al paladar, como el de wasabi o el de macambo amazónico. Quienes disfrutan este tipo de sabores quedan complacidos pues el helado cumple con despertar el paladar y dejar un retrogusto fresco y estimulante. Otro sabor que disfruté mucho fue el de canguil, me llevó directamente al cine, una mezcla acaramelada y salada, golosina compulsiva y recurso para no gritar en una película de miedo. En cambio, el aromático café vietnamita, que sigue la línea de los sabores intensos, te hace sentir, mientras se va derritiendo en la boca, el  gusto ahumado y el sabor a esencia del café que ha sido tostado solo unos segundos antes de quemarse.

En Achachay el maestro heladero parte de una base de crema inglesa tipo italiana que combina con ingredientes naturales y orgánicos sin colorantes ni conservantes. El objetivo es hacer mejor el producto y eso solamente se consigue con una delicada selección de la materia prima. Y Achachay no solo sirve helados sino que ha incorporado a su espacio su cafetería de especialidad, con un menú amplio que incluye el delicioso affogato, que para los adictos al café es el mejor postre a cualquier momento del día. Color, imaginación e innovación son algunas de las cualidades que describen a esta heladería moderna, ubicada en el nuevo centro gastronómico de La Floresta. Achachay ofrece texturas y sabores que seguramente marcarán memorias y las ganas de volver por más.

 

Affogato

Affogato


 

Achachay Heladería

Contacto

(+593) 989 063 281

http://www.banhmi.ec/achachay

Horario

Martes - Sábado

11:30 - 19:30